Bel Amica

Bel Amica es un nombre de velero de origen italiano.

Nombre de una goleta que apareció en extrañas circunstancias en la costa de Cerdeña durante 2006. El navío no contaba con tripulación y jamás había sido registrado en ningún país, lo que llevó a la prensa a calificarlo como «barco fantasma».

Finalmente, se descubrió que se trataba de una embarcación propiedad de un ciudadano francés que había decidido no inscribir su barco para evitar pagar impuestos.

El nombre Bel Amica es una variante errónea de la expresión italiana «Bell’Amica», que significa «bella amiga».

Clasificado en nombres de barcos fantasma